16 Julio2019

WWF y mashfrog unidos en un proyecto de educación ambiental

La escuela en línea para construir un futuro en armonía con la naturaleza. 

Se está llevando a cabo un proyecto de aprendizaje electrónico dedicado a la educación ambiental, para el que WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza, por sus siglas en inglés) ha decidido confiar en las habilidades tecnológicas y la profesionalidad de mashfrog.

El objetivo del proyecto es crear un entorno digital único donde organizar y poner a disposición contenidos educativos sobre los temas principales de la ecología. Los contenidos son realizados por el WWF en plena coherencia con su vocación original: educar a la ciudadanía para vivir de manera sostenible, con el fin de «construir un futuro en el que la humanidad pueda vivir en armonía con la naturaleza». 

¿Qué haremos?

Para el proyecto, crearemos una plataforma en línea basada en una tecnología modular y personalizable que alojará contenidos multimedia organizados en cursos de formación. La plataforma será accesible para todos los miembros de WWF. Los contenidos podrán verse y descargarse en el curso de una navegación completamente personalizada, es decir, adaptada al tipo de usuario, su nivel de competencia y las actividades desarrolladas en el sitio. 

Para quién está pensada la plataforma en línea

Los cursos de formación están diseñados para responder a la necesidad de información y para implicar diferentes tipos de objetivos: estudiantes de todos los ciclos escolares y profesores/formadores, pero también miembros y voluntarios de la organización ambiental. 

El equipo involucrado se compone de un administrador de proyectos, dos desarrolladores de back-end, un desarrollador de front-end y un diseñador de UX/UI (experiencia de usuario/interfaz de usuario). 

De hecho, en el marco del proyecto, mashfrog no es un socio exclusivamente tecnológico, sino también estratégico y creativo. De hecho, nos encargaremos de definir una identidad visual original y reconocible para este entorno digital que quiere presentarse como una escuela «única» para salvaguardar el planeta en el que habitamos.