30 Marzo 2021

La sostenibilidad medioambiental en Mashfrog: los logros alcanzados y los objetivos de futuro

En su «Informe de sostenibilidad de 2019», el grupo Mashfrog ha establecido unas directrices claras y precisas para reducir cuanto sea posible su impacto medioambiental, incluso mediante pequeños gestos cotidianos. 

En Mashfrog siempre apostamos por el progreso tecnológico, a sabiendas de que este debe ir ligado a un desarrollo sostenible que también ponga el foco en la protección del planeta. El cambio climático está modificando rápidamente la vida en la Tierra, y, por tanto, es de vital importancia considerar el impacto medioambiental de nuestras acciones. 

El «Informe de sostenibilidad de 2019» da cuenta de nuestros primeros pasos en un camino del que aún nos queda mucho por recorrer, definido según la agenda de la ONU para 2030. Uno de los aspectos considerados en este documento trata de la sostenibilidad medioambiental, entendida como nuestro compromiso real para reducir el impacto de nuestras acciones en el medio ambiente, favoreciendo el uso de fuentes renovables y reduciendo al mínimo las emisiones de dióxido de carbono. 

Nuestro compromiso en la lucha contra el cambio climático

El grupo Mashfrog ha establecido las directrices de gestión medioambiental adecuadas para su actividad, a partir de la identificación y del análisis de los aspectos más significativos.

Además de respetar las leyes y los reglamentos vigentes sobre esta materia, la empresa se ha propuesto cumplir los siguientes objetivos:

•    Adoptar las medidas necesarias para controlar y reducir en la medida de lo posible su consumo energético mediante acciones para la mejora de la eficiencia.
•    Utilizar energía eléctrica producida por fuentes renovables.
•    Monitorear y reducir en la medida de lo posible las emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero.
•    Reducir los viajes de trabajo favoreciendo el uso de las videoconferencias.
•    Disminuir el consumo de papel y plástico.
•    Sensibilizar a sus empleados sobre los impactos medioambientales y sobre el alcance de los objetivos definidos mediante acciones informativas y formativas.

Por tanto, nuestro compromiso se basa en la monitorización de las actuaciones medioambientales, analizando el consumo de energía y de papel, las emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero y la movilidad de la empresa. En lo que se refiere a esto último, nuestro objetivo es reducir cuanto sea posible los viajes en avión, tren o coche. Para lograrlo, Mashfrog ya había decidido, incluso antes de la pandemia, reducir los viajes de trabajo y primar el uso de videoconferencias. De cara a futuro, Mashfrog está trabajando en la total renovación del parque automovilístico y en la promoción del uso de transportes públicos y del «car sharing». 

En lo que respecta al consumo de papel, en Mashfrog este material se adquiere en resmas y se destina al uso de impresoras. Con un consumo de 284,4 kg en 2019, Mashfrog se compromete a, en el futuro, reducir su utilización cuanto sea posible y a priorizar el uso de papel 100 % reciclado, también con el objetivo de disminuir las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero. 

Finalmente, las emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero serán controladas según el Greenhouse Gas Protocol, que establece tres categorías distintas de emisiones: 

1.    Emisiones derivadas de fuentes poseídas y controladas por la organización. En el caso del grupo Mashfrog, la energía necesaria para la climatización de las oficinas en verano e invierno.
2.    Emisiones indirectas derivadas de la producción de energía eléctrica consumida por la organización. En el caso del grupo Mashfrog, la energía eléctrica que se utiliza para el funcionamiento de los ordenadores y las impresoras además de para la iluminación de las oficinas.
3.    Emisiones indirectas debidas a la actividad de la empresa. Esta categoría incluye fuentes de emisión que no pueden ser controladas directamente por la empresa, pero cuyas emisiones se deben indirectamente a la actividad de la empresa. El grupo Mashfrog monitorea las emisiones derivadas de los viajes de trabajo y del consumo de papel de las impresoras.

La correcta medición de las emisiones de gases de efecto invernadero nos permite conocer mejor el impacto medioambiental de nuestras acciones, y constituye el primer paso de una serie de acciones encaminadas a minimizar el impacto medioambiental