11 Mayo 2020

Green League, la aplicación que enseña a reciclar jugando

La tecnología móvil «made in mashfrog» junto al CONOU en un proyecto de educación ambiental.

Green League es un proyecto de gamificación de la campaña de educación ambiental del CONOU, el Consorcio Nacional para la Gestión, la Recogida y el Tratamiento de Aceites Minerales Usados e, históricamente, el primer organismo ambiental italiano dedicado a la recogida selectiva de estos desechos peligrosos.
La campaña, concebida ya en 2013 con el asesoramiento científico de Legambiente, nace con la intención específica de utilizar el juego para involucrar y sensibilizar a los jóvenes sobre la importancia de la recogida selectiva y el reciclaje de sustancias contaminantes como los aceites industriales.  
Por lo tanto, Green League es, en primer lugar, una plataforma en línea con contenidos informativos y videojuegos diseñados para educar en los principios de la economía circular y mostrar que incluso los aceites minerales usados, si se eliminan correctamente, pueden formar parte de un proceso de «regeneración» que les asigna una vida nueva y más sostenible para el medio ambiente.

Green League: de la plataforma a la aplicación móvil

 

El CONOU ha confiado en EPR Comunicazioni y el Grupo mashfrog la renovación general del proyecto. Específicamente, ha contado con los conocimientos y competencias de los programadores y diseñadores UX del grupo para llevar a cabo una importante actualización tecnológica.
Los videojuegos, anteriormente presentes solo en la plataforma Greenleague.it, se han convertido en una aplicación móvil disponible en las tiendas Google Play e iOS y se pueden descargar de forma gratuita. La aplicación está dedicada al público joven, niños y adolescentes, pero no exclusivamente: los 3 videojuegos actualmente disponibles, Snuck, Garble y Oil Buster Reloaded, se inspiran en juegos clásicos como Snake y Tetris y utilizan gráficos vintage que que recuerda a los videojuegos arcade de las salas de videojuegos de los años 80. Las sesiones de juego son cortas (1-3 minutos) y todo está diseñado para combinar el entretenimiento con el aprendizaje de información y conductas pertinentes.

Descargar la aplicación para Android

Descargar la aplicación para iOS

Del proyecto educativo al proyecto de entretenimiento formativo

 

Además de la transición de la web al móvil, un aspecto clave de la evolución del proyecto Green League es la lógica del entretenimiento formativo en que se basa la aplicación.  
Al comienzo de cada sesión de juego, que como dijimos dura un máximo de 3 minutos, se ofrece una píldora formativa sobre temas de sostenibilidad ambiental, ahorro de energía y gestión selectiva de los residuos municipales y peligrosos, así como sobre las actividades del CONOU. Al final de la sesión del juego, se invita al usuario a responder a un cuestionario sobre el mismo tema. Cada respuesta correcta permite aumentar su puntuación y ascender en la clasificación total de usuarios. La aplicación también dispone de características sociales que permiten crear y administrar listas de amigos para desafiarlos, configurar un apodo y elegir un avatar entre los disponibles. Esta lógica no solo estimula la competición sana entre jugadores y aumenta el compromiso, sino que favorece el desarrollo de una comunidad de jugadores que eligen comprometerse personalmente en la protección del medio ambiente y que contribuyen a difundir el mensaje.  

Los 3 videojuegos

Oil Buster Reloaded es un reto dividido en 14 niveles centrados en la calidad de la recogida del aceite usado. El protagonista del juego es Joil, la mascota de los proyectos de educación ambiental del CONOU. El personaje 3D se dedica a liberar las gotas de aceite usado golpeando grupos de bolas y posteriormente a recogerlas, evitando incluir gotas de agua u otras sustancias contaminantes para preservar la calidad de los residuos recogidos.

Snuck es la evolución ecológica de Snake, el inolvidable juego de los años 90 readaptado en 3D. El jugador, que conduce un vehículo de recogida del CONOU, debe recoger el mayor número de barriles de aceite usado que sea posible, contribuyendo así a la economía circular de la cadena de suministro.

Garble se basa en la lógica del clásico tetris y se centra en la recuperación de materiales cotidianos desde una óptica de economía circular evolucionada. El objetivo es combinar tres o más íconos del mismo objeto reciclable (aceite usado, papel, plástico, aluminio, desechos orgánicos y baterías) para activar series de combos, prestando especial atención a los residuos especiales para obtener puntos adicionales y aumentar el tiempo de juego disponible.

Desarrollo de la aplicación

La aplicación Green League utiliza el motor gráfico Unity y ha sido diseñada y desarrollada por completo en mashfrog; detrás del producto se halla el trabajo de un equipo de 8 personas, incluidos programadores, desarrolladores y diseñadores de UX/UI. 
Sus gráficos inteligentes y cautivadores y una experiencia de usuario sencilla e intuitiva, en combinación con las funciones sociales y la calidad del contenido informativo, hacen de esta aplicación una herramienta con un alto potencial de difusión. 
La campaña surge precisamente con este objetivo: difundir ampliamente una cultura de reciclaje y sostenibilidad en general, a través del aprendizaje interactivo y divertido de conductas cada vez más pertinentes.

Scarica l’app per Android
Scarica l’app per iOS