2 Agosto 2021

Desede Colombia a Mashfrog: la historia de éxito de Juan David

Juan David, analista funcional en el programa MES, trabaja en mashfrog Group desde junio de 2019. Nos ha contado cómo llegó a nuestra empresa y qué motivos lo llevaron a mudarse a Italia desde la lejana Colombia.

26 años, de origen colombiano, en Italia desde hace casi cinco años. Juan David se unió a mashfrog en junio de 2019 después de seguir brillantemente uno de los muchos programas de training on the job organizados por la compañía para capacitar a jóvenes talentos. Hoy es analista funcional en el programa MES - Fast-Track de Prysmian, pero su crecimiento comenzó hace varios años, cuando decidió terminar sus estudios en nuestro país. En esta breve entrevista nos ha hablado acerca de su experiencia y nos ha explicado su punto de vista sobre las diferencias y similitudes entre el país donde vive, Italia, y el país que lleva en su corazón, Colombia.

¿Cuál es tu itinerario académico?

Obtuve la Licenciatura en Ingeniería Industrial en Colombia, en el corazón de Bogotá, mi ciudad natal. Más tarde decidí continuar mi educación en Italia, donde terminé mis estudios cursando un Máster en Ingeniería de Gestión en la Politécnica de Turín. 

Siempre me ha interesado mucho la gestión de procesos en los sectores de la fabricación y la informática, tanto a nivel estratégico como operativo. Por eso elegí este recorrido formativo, con mucho el más completo y el que mejor se amoldaba a mis expectativas y a mis gustos. 

¿Qué te impulsó a terminar tus estudios en Italia?

En mi universidad en Colombia, los estudiantes más destacados e idóneos tienen la oportunidad de terminar sus estudios en una universidad europea. Dada la afinidad cultural y la excelente calidad de vida, decidí mudarme a este hermoso país. Así, un año antes de terminar mis estudios en Colombia, comencé a aprender italiano, debido a que se requería un nivel intermedio del idioma, aunque el curso de capacitación se impartía en inglés. Posteriormente, en 2016, fui elegido para participar en el programa de doble titulación, y conseguí una beca para el Máster en Ingeniería de Gestión en la Politécnica de Turín. 

¿Cuáles son las principales diferencias que has encontrado entre las universidades colombianas e italianas?

Una de las principales diferencias que encontré es que en Italia se requiere mucha autonomía e independencia en comparación con el método colombiano: aunque el programa universitario esté dirigido, cada uno decide el ritmo de aprendizaje, hay que saber cuándo detenerse para profundizar en un determinado tema o ir más rápido en otros. En Colombia hay varios exámenes durante el semestre y también hay trabajos semanales que tienen un valor importante para la calificación final de la asignatura.

Además, para los exámenes que se realizan en Italia, hay que estar muy preparado en todos los temas tratados durante el semestre y la cantidad de información a aprender es mucho más elevada. Al tener solo un examen que evalúa prácticamente todo el curso, aumenta la presión y el nivel de estrés. 

¿Encuentras afinidades entre la cultura colombiana e italiana?

Sin duda; aunque hay diferencias entre nuestras culturas, las cosas más importantes son similares. La pasión por lo que haces y las ganas de seguir adelante son factores comunes, somos personas de sangre caliente y ponemos el corazón en todo lo que hacemos.

El amor por el país y las tradiciones es otro punto en común, siempre tratamos de dejar lo más alto posible el nombre de nuestra tierra y estamos muy orgullosos de nuestras tradiciones. Esto también lleva a que los demás aprecien las cosas que valoramos.

También nos parecemos en otras cosas, como la pasión por el café, siendo Italia el mejor del mundo para prepararlo y Colombia el mejor del mundo para cultivarlo; pero también está el fútbol, cada vez que nuestras selecciones juegan se para el país, el valor de la familia, las comidas en casa de la abuela y el amor por la cocina
 

¿Cuáles son tus tareas en Mashfrog? ¿Cuáles son los principales proyectos que sigues?

Actualmente trabajo para dos proyectos a la vez, en el campo de Manufacturing execution systems (MES): uno para la implementación de la aplicación Fast-Track de Prysmian y otro de AMS para una planta diferente. Formo parte del equipo funcional del programa, donde nos encargamos de la recogida de requisitos, del diseño, pruebas, mantenimiento e implementación del MES de la fábrica. Usamos la herramienta de Delmia APRISO y la conectamos con el ERP (SAP), presente en Prysmian.

¿Te sientes bien integrado en el contexto laboral en el que te encuentras?

Sí, me siento totalmente integrado, trabajo dentro de un grupo muy dinámico y ágil, con otros compañeros de Mashfrog y también con varias empresas. En Mashfrog he tenido la suerte de trabajar siempre con personas muy capaces, que me han guiado desde el inicio de mi carrera y me han apoyado en todo momento. Ha sido fundamental para mi crecimiento profesional. Por eso, después de incorporarme a la empresa, decidí trasladarme a Milán, donde trabajo a día de hoy. Me gusta trabajar para una empresa que crece y se expande día a día, con una perspectiva de innovación continua, que ofrece a sus diversos clientes la posibilidad de avanzar en la consecución de sus objetivos. 

¿Qué es lo que más echas de menos de tu país?

Sin duda, lo que más echo de menos es mi familia. Por el camino que he elegido, tuve que venir solo, tengo una relación muy cercana con mi familia y como no tengo hermanos ni hermanas ha sido una situación complicada para mis padres, especialmente para mi madre. Sin embargo, todos sabíamos que era el camino correcto y que hay que hacer algunos sacrificios para lograr este objetivo

También echo de menos los domingos en casa de mi abuela, comiendo Ajiaco Santafereño (un plato típico de mi región), en compañía de mis tíos y primos, Jugando a las cartas y riendo todos juntos. Afortunadamente, siempre he tenido el apoyo de toda mi familia y con las comodidades de hoy en día es fácil vernos algunas veces al año, tanto en Colombia como en Italia. 

Otra cosa que extraño son los amigos con los que crecí en Colombia. Cada vez que voy intento verlos, y aunque no tenemos un contacto muy frecuente, cuando volvemos a vernos parece que no haya pasado el tiempo.