8 Julio2019

Davide Palluzzi, el talento más joven de mashfrog

Desde la academia hasta el contrato permanente, la historia del recurso más joven del Grupo.

En mashfrog trabajan unas 300 personas, distribuidas entre las oficinas italianas y extranjeras. La edad media de los profesionales no supera los 34 años y, gracias a los programas de formación en el trabajo activos desde hace algunos años, la empresa ofrece la oportunidad de integrarse en la fuerza laboral a jóvenes y muy jóvenes talentos. 
Este es el caso de Davide Palluzzi, quien, con solo 19 años y recién terminada la escuela superior, firmó un contrato indefinido con mashfrog como consultor SAP.

El talento. Davide vive en una pequeña localidad de la provincia de Roma y se formó como técnico informático, le apasionan los lenguajes de programación, así como el diseño gráfico, y estudiar le resulta fácil. Se graduó en 2018 con calificaciones excelentes e imaginaba un futuro profesional como programador/desarrollador en una empresa o, por qué no, como diseñador gráfico. Pero Davide era buen estudiante e, inmediatamente después de graduarse, la escuela le propuso presentarse a uno de los programas de formación que ofrecen algunas empresas para seleccionar recursos jóvenes. 
Davide aceptó y pronto recibió una propuesta de Alberta La Peccerella, especialista en adquisición de talentos y RR. HH. del grupo mashfrog. Se le ofrecía entrar en la Academia SAP durante 3 semanas que estaba a punto de comenzar (marzo de 2019). 

La oportunidad. A ser consultor SAP —es decir, asesor experto en la implementación y gestión de este tipo de software de gestión empresarial— se aprende trabajando, no hay recorridos formativos específicos ni vías preferentes. Por eso, mashfrog creó las Academias, programas intensivos de formación en el trabajo que seleccionan personas con talento y forman profesionales. 
Davide nunca había oído hablar de SAP antes, pero vio de inmediato una gran oportunidad en la propuesta de Alberta y la aceptó.
Durante 3 semanas, Davide, junto con un grupo de cerca de 10 personas, acudió a la sede de mashfrog en Roma, cinco días a la semana, 8 horas al día, para recibir formación en el aula a través de los tutores Emilio Aldi y Paolo Macrì, consultores de negocios sénior.

«La Academia es una oportunidad excepcional. En solo 3 semanas aprendemos una profesión con gran demanda en el mercado laboral, pero para la cual es difícil formarse». 

Davide cuenta que de la Academia valora no solo la oportunidad profesional, sino también la experiencia personal. «Las semanas en el aula fueron una ocasión para crear relaciones importantes y conocer a personas especiales».  

De la Academia al contrato. Una vez finalizada la Academia, a Davide se le ofreció un contrato de suministro retribuido de 3 meses, que se desarrolló en su totalidad en las instalaciones del cliente como consultor de negocios SAP júnior. 
Finalizado el período de suministro, Davide acaba de firmar un contrato indefinido y ha pasado oficialmente a formar parte  de la empresa que creyó en él e invirtió en su formación, así como en la de muchos otros jóvenes.